LAS 11 MEJORES FORMAS DE AHORRAR ENERGÍA EN CASA

Cómo mejorar la eficiencia energética mientras se refugia en casa.

Como resultado de la propagación del coronavirus y de los órdenes de refugio en casa, muchas personas en todo el país están pasando mucho más tiempo en casa. El cambio del lugar lleva un cambio en el consumo de energía asimismo. Mantenemos las luces encendidas por más tiempo, lavamos más platos y usamos más el microondas y la estufa.  Hemos dejado lo espacios comunales del trabajo, y por lo tanto hemos dejado también el consumo de energia comunal. Para muchos de nosotros, trabajar y pasar más tiempo en casa llevará a facturas de servicios más altas. Aquí hay algunos consejos para reducir su consumo de la energía en casa.

Reducir el consumo de energía de los electrodomésticos

Las prácticas diarias como calentar y enfriar la casa, lavar la ropa, y lavar los platos son más fáciles para hacer usando energía, pero, en general, podemos encontrar maneras de realizarlas de forma con más eficiencia (desde el punto de vista energético). 

  1. Ajustar la temperatura. Revisar la temperatura del calentador de agua. Para muchas hogares, una temperatura 120 F (50 C) esta suficiente para calentar el agua, y es más económica comparado con temperaturas más altas. 

  2. Cambiar hábitos de lavar. Esperar para operar el lavaplatos o la lavadora hasta que haya acumulado un buen cantidad. Lavar la ropa en agua fría, y secar la ropa en un tendedero en lugar de encender la secadora. En el lavaplatos, omitir el ciclo “heat-dry” y simplemente abren la puerta y dejen los platos secar al aire.

Detener las fugas de energía

Si la suya es como la mayoría de las casas, una fracción considerable de la energía que utiliza para calentar y enfriar su casa, entre el 10 y 20%, se desperdicia como resultado de las fugas de aire y de los sistemas de calefacción y aire acondicionado anticuados. Cada casa es diferente, pero cada una necesita poder contener el aire cuando ya está a la temperatura que se quiere. Aquí se enlistan consejos para detener las fugas de aire y energía de su casa:

  1. Usar el aislamiento. Un sistema de aislamiento reduce la cantidad de calor que entra y sale de su casa, lo cual es importante cuando las temperatura exteriores e interiores son muy diferentes. Cuanto mayor sea la diferencia, más energía y dinero cuesta cambiar la temperatura del aire en la casa, por lo que se necesitan mantenerlo adentro. Ver que los sótanos, chimeneas y áticos estén bien aislados
  2. Sellar a la casa bien.  Las fugas y agujeros en las ventanas, puertas, sótanos, y en las conexiones de los conductos también dejan escapar el aire procesado. De hecho, para una casa típico en los EE.UU., aprox. 20% del aire que se mueve a través del sistema de conductos se pierde por fugas. En cuanto encuentre las fugas, eliminarlos con calafateo y burletes. Estos métodos son eficaces y bastantes simples para hacer de bricolaje.
  3. Mantener las puertas y las ventanas cerradas. Puertas y ventanas dejan salir mucho aire de su casa, incluso cuando están cerradas por lo que los marcos de las ventanas un su casa deben estar aislados y sellados. Si no lo están, usar burletes para reducir las corrientes del aire. Además, cuando se usan la calefacción o el aire acondicionado, asegúrese que todas las puertas y ventanas están cerradas.  Durante los meses de calor, usar las ideas de ‘la energía solar pasiva’ para mantener la casa fresca: cerrar las puertas y ventanas el lado de su hogar que recibe sol, y abrir las que están en la sombra. Durante los meses más fríos, usar las dobles ventanas para prevenir que el aire frío entre en su casa.
Modernizar y actualizar

Cambios pequeños, como el cambio a bombillas a LED, pueden modernizar a su casa para ahorrar energía. Aquí hay algunas ideas para actualizar a su casa: 

  1. Ser listo con las luces. Reemplazar las bombillas con luces LED porque son el tipo las más eficiente disponible ahora. Usan un 15% menos de energía y duran un promedio de 15.000 horas más que las bombillas fluorescentes compactas (CFL). Cuando se comparan con las bombillas incandescentes tradicionales, los LEDs ahorran hasta un 80% más de energía y duran un promedio de 24.000 horas más.

  2. Revisar los grifos y las duchas. Arreglando las goteras en los grifos y duchas puede reducir la cantidad que se usa de agua caliente.

Apagar y desconectar los dispositivos electrónicos

Muchos de nosotros ahora dependemos de la tecnología para trabajar y conectarnos con los demás, pero desafortunadamente los dispositivos electrónicos consumen mucha energía, incluso cuando no están siendo utilizados activamente. Aquí hay algunos consejos para reducir el consumo de energía de la electrónica:

  1. Desenchufar los cargadores de su computadora y de su teléfono. Los cargadores siguen consumiendo energía incluso cuando no están conectados al dispositivo. Desenchufarlos o enchufarlos en tiras de carga inteligentes que impiden que usan energía cuando no se utilicen.

  2. Desenchufar el microondas. El microondas promedio usa más energía para mostrar el tiempo en un año que para calentar la comida. Desenchufe el microondas después de usarlo o, si el microondas lo permite, reduzca la configuración de brillo.

  3. Apaga los TVs, cajas de cable y consolas de videojuegos. Asegurarse de que los aparatos electrónicos estén completamente apagados cuando termine de usarlos. En un año, estos aparatos electrónicos usarán más energía en el "modo de espera" que cuando están en uso activo.

  4. Utilizar un ajuste de bajo consumo en su computadora. Elegir utilizar los modos de bajo consumo o de suspensión en su computadora en lugar del salvapantallas. La mayoría de los salvapantallas utilizan la misma cantidad de energía que cuando la pantalla está en uso normal.